Aprovecha los cruceros al máximo, aquí van unos consejos

Yo me atrevo a describirme como una persona viajera, y es que me gusta viajar a la más mínima oportnidad que tengo, y suelo aprovechar para salir y conocer distintos lugares que van desde algunos pueblos mágicos en México hasta las más bellas playas que pueda encontrar, pero cuando se trata de dedicar unos cuandos días exclusivamente al bello arte del descanso, es cuando comienzo a explorar los cruceros seriamente como una opción. Generalmente, me gusta viajar y caminar mucho, conocer todo de ciertas ciudades o ciertos lugares, así como agarrar la fiesta en donde se pueda, pero cuando voy a un crucero, es de las únicas ocasiones en las que solamente me dedico a descansar y absolutamente nada más. Como podrán imaginarse, ya tiene varios años en los que he estado frecuentando este tipo de lugares, por lo menos una vez al año, por lo que creo que tengo la experiencia necesaria para dar algunos consejos sobre las cosas que se deberían y no deberían de hacer el primer día al estar hospedado en estos lugares, y hablaré de esto a continuación.

Lo primero que hago, por tradición digamos, es correr directamente a uno de los bares que pueda encontrar en cubierta, el que sea, el primero que se cruce por mi camino, simplemente par degustar una deliciosa bebida tropical, de esas a las que les ponen muchos jugos y muy poco alcohol, simplemente para poder aclimatarme y entrar en ese ambiente vacacional y de crucero, un simple capricho mío que no espero que compartan. Ya con mi bebida, lo siguiente que hago es dar un largo paseo a lo largo y ancho de todo el bote, tanto con todo lo que pueda encontrar en la cubierta con todo lo que pueda encontrar al interior, pues es la unica forma en la que puedo realmente observar y todo lo que ese maravilloso lugar tiene para ofrecer. Ya viendo todo lo que puedo aprovechar estando hospedado en ese crucero, es momento de hacer una separación, entre todo lo que realmente me llama la atención y que realmente quiero conocer y disfrutar de lo que simplemente no es de mi interés, esto hablando de los bares y de todos los restaurantes que se pueden encontrar en este tipo de lugares, y vaya que son muchos. Mientras estoy haciento este largo recorrido, aprovecho para buscar buenos paisajes o simplemente escenarios para poder sacarme unas cuantas fotos para poder presumir a todos mis conocidos en las famosas redes sociales, pues, la verdad, ¿quién no disfruta de eso? De todas las fotos que suelo tomarme, hay una en particular que tomo, y esa es de ley, es una foto de mi cabina antes de que yo llegue a invadirla con toda mi ropa.

Ahora, me enfocaré por unos momentos en darles algunas cosas que, definitivamente, no deben de hacer si quieren tener una experiencia perfecta en cruceros. Por lo general, lo primero que suele hacer la gente al momento en el que llega al crucero es correr al comedor principal, y es justo porque hay mucha gente que yo recomiendo que no sea tu primera parada, pues puedo garantizarte que, si no tienes suerte, hasta fila vas a tener que hacer para poder conseguir una mesa. Por ende, es que te recomiendo utilizar mejor ese tiempo, empleándolo en un buen rato en la alberca o jacuzzi, que justamente es el punto al que quiero llegar. Durante el primer día, es cuando debes de aprovechar para poder hacer uso de estas instalaciones, ya que, a partir del segundo día, toda la gente va a querer hacerlo, y seguramente te costará un poco encontrar lugar.