Peticiones bizarras de los hoteles

Seguramente todos hemos convivido con este tipo de personas en algún momento de nuestras vidas, me refiero a las personas que son muy pedantes, que sienten que lo merecen todo por el simple hecho de haber nacido, y, sinceramente, yo siempre prefiero mantener mi distancia cuando se trata de este tipo de personas, y hasta siento feo por las personas que no pueden tomar una decisión así, como las personas que trabajan en restaurantes o en hoteles por ejemplo.

Hablando un poco al respecto, les quería comentar un poco sobre un caso que pude encontrar en internet, bueno, en realidad, son varios casos que han destacado tanto debido a que son exigencias un tanto distintas que han tenido ciertas personas a la hora de llegar a un hotel o estar hospedado dentro de uno. Seguramente tendrán sus sospechas como las tuve yo en un inicio, pues pensaba que todo esto era inventado o algo parecido, pero esta información es publicada de manera anual por un sitio que es bastante reconocido en el ámbito hotelero, por lo que ya no dudo de que sea contenido verdadero. De todas las anécdotas que encontré en aquel sitio, quiero decirles que únicamente les contaré las que más me llamaron la atención, pues había muchos casos más que no fueron tanto de mi interés, o hasta algunos que la verdad ya ni siquiera revisé.

Antes de comenzar a hablar del tema, me gustaría comentarles que me encontré con esta información mientras estaba buscando algo para unas vacaciones que me quiero tomar, para lo que estaba buscando hoteles y encontré este sitio que me sirvió mucho, espero que también pueda ser de utilidad para ustedes http://revista.pricetravel.com.mx/hoteles/. Ahora sí, al tema.

La primera anécdota que me viene a la mente al recordar todo lo que leí se efectuó en España, y la recuerdo perfectamente porque, en un inicio, yo creí que no iba a ser nada fuera del otro mundo y hasta estuve a punto de abandonar la página, ya que parecía ser una petición bastante normal, sin nada fuera de lo común, pero el uso fue lo que me sorprendió. Y es que hubo una persona que pidió una televisión para su habitación, lo que parecería ser algo totalmente común y corriente pues era probable que la persona simplemente quisiera ver algo en la televisión o no sé, pero sucedió algo que yo nunca hubiera pensado. Lo que hizo el hombre con esta televisión fue bastante simple, lanzarla por la ventana. De igual forma, recuerdo que leí sobre una persona que habló a un hotel con intenciones de reservar una habitación, todo parecía ser normal como cualquier otro día de la semana, pero la petición que hizo esta persona hizo que la persona que lo atendió sufriera de un gran susto, y es que la persona intentando reservar la habitación pidió que la habitación estuviera totalmente vacía, sin un solo mueble en su interior, y es que él pensaba utilizar esta habitación para poder efectuar un exorcismo.

Hay algunas otras peticiones que se han hecho a las personas que trabajan dentro de un hotel, pero peticiones que en verdad no tienen siquiera una justificación, por más que se les busque, y lo digo en serio. Para darles un ejemplo de lo que estoy hablando, hubo una pareja que llegó a un hotel en Roma hace unos cuantos meses, ellos eran turistas y pretendían conocer cada rincón de la ciudad, pero entre sus planes estaba ver una pelea en el Coliseo Romano, por lo que pidieron a los empleados del hotel que les consiguieran un par de boletos para poder presenciarla, cosa que, lógicamente, no iba a pasar.